Cuadrivio

POESÍA

"LA POESÍA NO ES TEMPESTAD, TAMPOCO CICLÓN. ES UN RÍO MAJESTUOSO Y FÉRTIL."
LAUTRÉAMONT


Eros Alesi
Voces paranoicas

Existen poemas desgarradores desde su parte esencial de vida, en donde la pulsión está más cerca de la muerte, como si vivir no fuera una terrible carga de existencia, como si cantar fuera fácil y más de una infancia inexistente: enfans , lo que no se puede decir, lo que no se puede cantar. Kafka empieza su noble carta desde las cloacas del dolor recitándole al padre esa terrible imagen de la ausencia, que no es otra cosa sino el miedo, esa angustia presente del pasado. Eros Alesi es un discurso delirante, fragmentario, porque ya no puede ser de otra forma; sólo así puede suceder, el alma ha sido dañada: la palabra-catarsis, la palabra poema. Alesi es un poeta raro, así lo llamaría Darío, lo pondríamos junto a nuestro libros de Rimbaud, de Lautréamontt, del mismo Dino Campana, poetas sin tiempo con un pasado inexistente y un futuro sin habitar; su obra es más breve que su vida, como si fuera una condición morir joven. Aquí empiezo y termino bajo juramento de no decir más, de lo que ya un joven hizo: la poesía hecha dolor,

o el dolor de la poesía, de esa irresistible angustia de pensar que ya no puede haber más poesía, sino dolor, pero ese dolor es el último resquicio de un poeta que no lo quiso ser y termino siendo un himno de lo que se avecinaba: la caída del pensamiento.

Colección
Poesía
ISBN
978-607-9330-02-6
Publicado
SEP 2013
Tipo
EPUB
Copia
NO
Impresión
NO
$49.99

Comprar!

Vista preliminar

Escritores

Eros Alesi
Eros Alesi nació en Ciampino (Lacio, Italia) el 21 de diciembre de 1951. Tendría 15 años cuando huyó de casa, pues ya en mayo de 1967 vive con un grupo de jóvenes tildados de hippies, drogadictos y vagabundos, conocidos como los greñudos (i capelloni). Se le apoda entonces Eros Alesi Pasticca (Pastilla) y forma parte del movimiento Mondo Beat. En I viaggi di Mel (2004), Melchiorre Gerbino —fundador de Mondo Beat y director de la revista homónima que circuló entre 1966y1967 —recuerda su arribo a la comuna de Milán y apunta que Pastilla
era "el revelador natural de los humores y de la tendencia base de MondoBea". Como muchos jóvenes de su generación, Alesi se lanzó a los caminos. Viajó por Italia (Roma, Boloña, Nápoles, Milán), el norte de África y Oriente. El 31 de enero de 1971, Eros Alesi alcanzó el puff de su vida. Murió en Roma, al caer —o, con más seguridad, al lanzarse— del Muro Torto. Tenía entonces 19 años. No publicó en vida. Sus cuadernos de poesía se han rescatado paulatinamente. Cuadrivio en Voces paranoica recupera algunos cuadernos inéditos.

TE PUEDEN INTERESAR

Alejandro Soriano Vallès
Midas de fuego
La poesía de Alejandro Soriano Vallès irrumpe como un sismo con imagen y ritmo. Es una poética que se reconcilia con los objetos, con esa primigenia mirada de explorar el mundo, de nombrarlo; sin embargo, algo de ella invoca a lo etéreo, va de la mano con la tierra y el cielo. El...

Leer Más  Comprar!

Emmanuel Vizcaya
Aerovitrales
Apocalipsis contenidos en una página. Revelaciones tremendas –de esas que son el corazón de las grandes historias– relatadas con tal velocidad que apenas parecen estar ahí y sólo las comprendemos plenamente después: en los momentos que siguen al punto final y en los que nuestra c...

Leer Más  Comprar!

Andrea Cabel
Las falsas actitudes del agua
Las falsas actitudes del agua de Andrea Cabel es uno de los libros más reveladores de la reciente poesía latinoamericana. Su rigor, su sentido de la estructura, su indagación en las formas, hacen que esta obra escape a lo que usualmente se entiende por poemario, una colección de ...

Leer Más  Comprar!

Ernesto Hernández Busto
Diario de Kioto
Aunque no escapa al entusiasmo interpretativo que Japón suscita en el curioso ilustrado, el ensayista narrador que hilvana con fragmentos de muy diversa especie este Diario de Kioto no tiene felizmente la tentación de la teoría ni las explicaciones absolutas y en cambio prefiere ...

Leer Más  Comprar!

(C) 2019 CUADRIVIO - DERECHOS RESERVADOS